Gramática

En tanto descripción de la lengua, la gramática proporciona conocimientos específicos sobre su estructura. Una reflexión gramatical a partir de la descripción y el análisis de los componentes de la lengua y de qué significados ellos portan se presenta como necesaria en el contexto de toda práctica de alfabetización y de enseñanza de una lengua.

Los fonemas del pilagá

Cada letra del alfabeto pilagá representa un sonido diferente. Para elaborar un alfabeto es necesario conocer cuáles son los fonemas de una lengua. El paso siguiente es asignarle a cada sonido una letra (columna derecha de cuadro) para que el alfabeto tenga una letra para cada sonido y sólo una. El siguiente cuadro muestra la correspondencia entre letras y fonemas del pilagá.

Las partes de las palabras

Conocer los morfemas de una lengua es muy útil porque nos permite entender cómo se construyen las palabras en esa lengua.

  • Los sonidos forman las palabras, pero en sí los sonidos no tienen ningún significado.
  • El significado de las palabras se obtiene de las partes que la componen. Estas partes se llaman morfemas.
  • El estudio de las palabras y sus partes se llama morfología.
  • Una palabra está formada por un morfema o más y puede usarse sola.

Las lenguas aglutinantes

Es importante entender que el pilagá, como muchas otras lenguas, es aglutinante. Esto quiere decir, que “comprimen” una gran cantidad de información en una palabra. Estas lenguas existen en todo el mundo. En las lenguas aglutinantes, las palabras se forman agregando partes a una raíz o base. Se pueden agregar delante (en ese caso se llaman prefijos) o detrás (sufijos) de la raíz.

Ejemplos:

sasanoma
napiaípi
sa-sa-noma
napiaí-pi
1º sg. neg. conocer pie muchos
‘yo no conozco’ ‘muchos pies’

En conclusión, una palabra es una unidad con significado, que puede ser más grande que un morfema (porque puede estar formada por un morfema o más de uno).

El sustantivo pilagá

El sustantivo es una clase de palabras que encontramos en todas las lenguas del mundo; suele aludir a los nombres de todas las cosas que existen, concretas o abstractas, reales o imaginarias, los nombres de las ideas y de los seres vivos.

Género

En pilagá no es necesario marcar el género, pero hay sustantivos que sí lo marcan. Hay ocho terminaciones para indicar género masculino / femenino, cada uno de los cuales aparece sólo con determinados sustantivos. La mayoría de los sustantivos pilagá no llevan marcadores de género.

Curiosidad: En pilagá las palabras sol

katena

y luna

aworoik

no poseen género gramatical. Sin embargo, al sol se lo personifica como a una mujer y a la luna como a un hombre.

Número

‘Número’ significa cantidad. Cuando decimos que el sustantivo es singular, decimos que hay uno solo, mientras que si decimos que es plural implica que hay más de uno.

La gramática pilagá establece cuatro diferencias en cuanto al número de los sustantivos: singular, dual, de varios y colectivo.

Plural de varios

El “plural de varios” se refiere a un grupo pequeño de cosas o personas, de entre dos o tres y hasta ocho o diez. Se marca mediante los sufijos: –, -qa, -l, –di, -o, –se y se traduce varios/ varias.

Ejemplos:

Singular Castellano plural de varios castellano
yawo
mujer
yawoí
mujeres
nalonek
leña
nalonaqa
leñas
koroce
cerdo
korocel
cerdos
nace
río
Òacedi
ríos
naíaik
camino
naíaiko
caminos
loíok
nube
loseí
nubes
níaete
ojo
níaeíte
ojos


Plural de muchos o colectivo

El “plural colectivo” designa a un grupo de cosas o personas, mayor que diez. Hay dos sufijos de plural colectivo:

-sat

, que se usa para nombres de árboles; y

-pi

para el resto de los sustantivos.

Ejemplos:

singular
-sat

‘muchos/as’

castellano
laciyi
laciyisat
lagos
mapik
mapisat
algarrobal
takaik
takaesat
chañaral
nodik
nodisat
quebrachal
singular
-pi

‘muchos/as’

castellano
peta
petapi
semillas
newake
newakepi
melones
qoloroloro
qoloroloropi
sapos
epaq
epaqpi
árboles
norop
noropi
mucha agua
lapat
lapatpi
mucha carne
alewa
alewapi
mucha tierra
epaq
epaqpi
mucha madera
pogaranara
poganarapi
mucha arena

Derivación de sustantivos

La derivación es un recurso utilizado para formar palabras en pilagá. Cuando agregamos ciertas terminaciones a una raíz sustantiva o cuando unimos dos sustantivos para crear una nueva palabra, decimos que estamos derivando esa palabra.

En pilagá hay diferentes formas de derivar un sustantivo:

1- Sustantivos derivados de verbos

Un verbo puede convertirse en sustantivo. Por ejemplo en castellano del sustantivo ‘estudio’ derivamos el adjetivo ‘estudioso’ y en pilagá el sustantivo

napoganarak

(la cosecha) deriva del verbo

sapogaran

(yo cosecho). En este caso utilizamos el sufijo

-narak

Ejemplos:

níontanarak
‘el trabajo de alguien’ (-onta ‘trabajar’)
níaqtanarak
‘la palabra de alguien’ (-aqta ‘hablar’)
napagenarak
‘el aprendizaje de alguien’ (-pagenta ‘aprender’)
napagentaranarak
‘la enseñanza de alguien’ (-pagenta ‘aprender’)
noqobienanarak
‘la mentira de alguien’ (-qobien ‘mentir’)

 

2- Lugares y objetos fabricados

-ki

y

-la

se asocian a objetos fabricados por el hombre, tales como prendas de vestir, muebles, edificios, partes de la casa y recipientes para el almacenamiento y el transporte de alimentos, como las bolsas y vasijas.

Ejemplos.

tamnaraki

‘iglesia’

nkiyíaraki

‘comedor’

nikiyíarala’

‘mesa’

níocaralaí

‘cama’

Sustantivos compuestos

Los sustantivos compuestos surgen por la unión de dos sustantivos independientes. En esta relación, siempre hay un sustantivo que da el significado más general y otro con el significado más específico:

emelae
eparalawí o
emek-lae
epaq-lawí o
casa parte árbol flor
‘cielo raso o pared’ ‘flor del árbol’

A veces la relación entre ellos resulta de la comparación con una especie (animal o vegetal) con la cual el sustantivo compuesto que se forma finalmente, comparte características similares de color o forma. Por ejemplo en:

kedoelapiaí
kedok-lapiaí
tigre pata
araña pollito’
kedok

significa ‘tigre’ y

lapiaí

, ‘pata’. El significado que se obtiene de la unión de estos dos sustantivos es el nombre de una especie de araña, de gran tamaño, cuyo cuerpo está cubierto de pelos, de allí la comparación con la pata del tigre.

En conclusión, el sustantivo pilagá y/o en las palabras que dependen de él, se puede indicar:
• pertenencia:

yoroki

(mi bolso)
• número:

yawodipo

(muchas mujeres);
• persona:

adoroki

(tu bolso, 2° persona del singular);
• género:

píaik

(viudo),

píae

(viuda);
• posición:

daísiyarawa

(el hombre parado),

diísiyarawa

(el hombre a-costado);
• distancia:

naísiyarawa

(ese hombre que se acerca),

soísiyarawa

(aquel hombre que se aleja).

El adjetivo pilagá

En pilagá, los adjetivos son la clase de palabra que describe estados, emociones y cualidades de las personas y las cosas. Según su forma, pueden dividirse en:

a) los que se asemejan más a los sustantivos porque varían en persona, género y número, a los que llamamos ADJETIVOS NOMINALES
b) los que se parecen a los verbos porque solo varían en persona y número. Nos referimos a ellos como ADJETIVOS VERBALES.


Adjetivos nominales
(que varían en género y número)

Un rasgo que los adjetivos no comparten con los sustantivos es la expresión de la pertenencia. Si decimos “mi casa es blanca”, vemos que es el sustantivo quien lleva la marca de pertenencia. Pero, al igual que los sustantivos, los adjetivos nominales manifiestan género (masculino y femenino), persona y número (singular y plural.

Ejemplo:

yaik

(masculino, sg.)
‘afilado’

yaiqa

(masculino, pl.)
‘afilados’

yae

(femenino, sg.)
‘afilada’

yael

(femenino, pl.)
‘afiladas’

Los adjetivos que indican dimensión, valor y proporción humana y física varían en género y número.

masc. sg. fem. sg. masc. pl. fem. pl. castellano
letíadaik
latíedae
letíadaiqa
latíedael
grande
poyíolek
poyíole
poyíolqa
poyíolel
corto / bajo
logedaik
legedae
logedaiqa
logedael
alto
lokaik
lokae
lokaiqa
lokael
alto
piyodaik
piyodae
piyodaiqa
piyodael
gordo
yíaradaik
yíaradae
yíaradaiqa
yíaradael
gordo[1]
halaraik
halare
halaraiqa
halarael
loco

[1]Variedad de Navagán

 

Adjetivos verbales (que varían en persona y número)

singular plural
taworoyi
‘roto’
taworodege
‘rotos’
díaÒe
‘duro’
díaÒiíi
‘duros’
dakiko
‘triste’
dakikoíi
‘tristes’
niliÒi
‘cansado’
nilidiÒi
‘cansados’
yilowak
‘enfermo’
yilowaípe
‘enfermos’
qaqata
‘seco’
qaqateí
‘secos’
yabik
‘quemado’
yabiyilo
‘quemados’
omyi
‘frío’
omielo
‘fríos’
hama
‘dulce’
hamaíi
‘dulces’
aloqta
‘simple, desabrido’
aloqteí
‘desabridos’
qawom
‘rápido’
qawoím
‘rápidos’
cem
‘amargo’
ceím
‘amargos’

Los adjetivos que anteceden no manifiestan la diferencia femenino/ masculino pero sí la de singular/ plural. Se los considera verbales porque pueden llevar prefijos personales: d-, n-, t-, yi-, w-.

Además del prefijo personal algunos terminan en -y, -ñi o -ta todas estas terminaciones indican que el estado actual es el resultado de una actividad (está roto, está cansado, está enfermo).

Algunos adjetivos derivan sus opuestos de otros adjetivos mediante la negación. Al igual que en castellano, donde el adjetivo agrega in/ im (útil/ inútil, posible/ imposible), en pilagá llevan el prefijo sa- ‘negativo’.

Ejemplos:

dato
‘cocido’
sadato
‘crudo’

Hay dos sufijos que se utilizan para aumentar el grado de la cualidad expresada por el adjetivo. Se trata de –h y -m:

hama-h
níowa-h
níorota-m
‘muy dulce’ ‘muy salado’ ‘muy bueno’

Especificadores

Los especificadores

Los especificadores determinan la posición, distancia y el movimiento de una cosa o persona. En pilagá se dividen en dos grupos:
a) especificadores clasificadores
b) especificadores demostrativos.

Los clasificadores especifican:
• la posición o forma de una persona o de una cosa,
• la presencia o ausencia de una cosa o persona, y
• si la cosa o persona nombrada por el sustantivo se está moviendo (acercándose o alejándose).

Los clasificadores

Aparecen con sustantivos contables (mesa, silla, árbol, etc.) e incontables (agua, arena, etc.) Son obligatorios y pueden aparecer solos o formando parte de un demostrativo.
Existen seis clasificadores en el pilagá y es posible agruparlos, por su significado, en dos tipos: clasificadores posicionales y clasificadores deícticos.


Clasificadores posicionales

Indican la posición en que se encuentra la cosa o persona nombrada por el sustantivo.
Son tres:

Daí
‘parado o vertical ’
daí siyarawa
—ií
‘sentado o en tres dimensiones (que tiene alto, ancho y espesor
Òií siyarawa
Dií
‘acostado, horizontal o extendido’
dií siyarawa

Los tres clasificadores posicionales designan las tres posiciones básicas del ser humano, pero también equivalen a las tres formas básicas del resto de los que se encuentran las cosas o las personas en naturaleza (parado= largo, sentado= redondo y acostado=plano).

Daí

aparece con sustantivos que nombran seres humanos o con cosas que se consideran naturalmente ‘verticales’.

Ejemplos:

Daí siyarawa dikiyíarana daí ganarat

‘El hombre come con un cuchillo.’

Daí míe díonaran

‘Él canta.’

onaran daí norotolek

‘El niño canta.’

 

—ií

indica que la forma es tridimensional (es decir, tiene largo, ancho y espesor) en el caso de los edificios tales como una casa, iglesia o escuela. También se extiende a los humanos que están sentados y a los mamíferos, aves e insectos en esa posición.

Ejemplos:

Díoronaratak haÒií yawo

‘La mujer (sentada) está tejiendo.’

—ií pioq netawe Òiíemek

‘El perro está dentro de la casa.’

 

Dií

indica la forma extendida horizontalmente, en las personas y las demás cosas. Se emplea con nombres de lugares, pueblos, superficies planas (mesas, platos) o de animales naturalmente alargados, tales como peces. Se usa también para nombrar a las personas o animales muertos, que por esta condición tienen forma extendida.

Ejemplo:

Qoyanem hadaí yawo dií siyak

‘Alguien dio a la mujer un animal.’

Nematege dií pegaq

‘El caballo descansa (o está echado).’

NenataÒi dií siyarawa

‘El hombre está acostado’


Clasificadores deícticos

Pueden indicar presencia o ausencia, la distancia y movimiento que se encuentra la persona o la cosa nombrada. Son tres:

Naí
cerca /acercándose
Soí
lejos /alejándose
Gaí
aquella/ausente
Naí

se utiliza con cualquier sustantivo para indicar que está cerca o que se está acercando. También aparece con los términos de parentesco y con las partes del cuerpo.

Ejemplos:

Sekí on líara naí yiwaq

‘Me duele la mano’

Natawo líara naí siyarawa

‘Ese hombre se está acercando.’

Naí caíaget natawo naqaena naí macíe yaqaya

‘Aquel hombre que viene es mi propio hermano.’

Como vemos en el primer ejemplo aparece

naí

con el sustantivo brazo, que al ser una parte del cuerpo se sobreentiende que está cerca, mientras que en los dos ejemplos siguientes

naí

da a entender que la persona se está acercando.

Soí

expresa que la cosa o persona no está presente o bien, que se aleja.

Ejemplos:

Soí siyarawa yilake lalonek

‘Aquella persona (que se aleja) va a buscar leña.’

Soí pegaq yeci nekomadiaratetak

‘Ese caballo corre velozmente.’

seepiyíaq sicorona soí sawaraik

‘Anoche soñé un león’


Los demostrativos

En castellano, se denominan demostrativos al grupo de palabras que señalan que alguna cosa o persona está cerca o a distancia de un lugar o a un tiempo: ese, este, aquel, con sus variaciones de género y número ( esa/s, esta/s, aquella/s).
Por ejemplo, si digo ‘aquel’ libro puede significar que el libro está lejos del lugar donde me encuentro o estaba presente en otro tiempo.
El pilagá tiene tres palabras demostrativas básicas, cada una con significado:

hoí
este/ esta
míe
ese/ esa
caía
aquel/ aquella

Los demostrativos indican fundamentalmente a qué distancia se encuentra la cosa o persona (cerca, lejos, muy lejos) y, puesto que pueden combinarse con los clasificadores que vimos en la sección anterior, además de la distancia, el clasificador le agrega las propiedades de posición o forma, presencia o ausencia y movimiento (acercándose o alejándose).

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías